• Babilonia

Poema de Manolo (Manolo es Gryffindor) por Irene




Oh, Amada Debi,

sé que tus amigas van diciendo

que no eres feliz;

que no te depilas porque quieres,

que deberías abdicar como la reina

que eres de

mis croquetas

-te voy a decir algo sobre tus croquetas:

son mejores que las de mi madre-.

Y, cariño, yo siempre te escucho

y por eso compro el pan al volver a casa

y te ayudo a limpiar el baño y te alcanzo

la harina y te aguanto las sábanas al doblarlas.

Y creo que eres la mujer más inteligente,

más aguda y más delgada que conozco

a los 43.

Y yo sé que a veces he sido más despreocupado

porque la bondad es el pecado del hombre

del siglo.

Pero a mí me encanta

que salgas, que entres

que vayas un momentito a la cocina,

que te compres cien trapos

y que seques el poso de las cervezas;

y que nuestra hija, Marina, bonita

prudente y acróbata

se parezca a ti.

Oh, Amada Debi,

milagro y magia,

sé que tus amigas van diciendo

que no eres libre

que no eres libre, Debi.

Pero claro que eres una mujer libre.

Porque aquí tienes, mi vida,

todos mis calcetines.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo